wiki de l'assignatura

dijous, 7 d’octubre de 2010

"LAMENTOS DE UN POBRECITO HOLGAZÁN"

Jou de bous en un taulell català del segle XVIII. Foto en ARTEHISTORIA.
Les fonts històriques que ens permeten una aproximació a les formes de vida en l'Antic Règim són molt abundants, especialment en el segle XVIII gràcies a l'activitat dels intel·lectuals de la Il·lustració que realitzaren una gran tasca d'estudi, critica i proposta de reformes per a millorar la situació econòmica i social i promoure el progrés i la modernització del país.


A continuació tens un xicotet extret d'una d'aquestes fonts, concretament de l'obra de Sebastián Miñano "Lamentos de un pobrecito holgazán", publicada en 1820, que constitueix una crítica satírica i irònica sobre alguns aspectes de l'Antic Règim, en aquest cas, sobre la gran pressió fiscal que suportaven els camperols.

El document original el pots consultar en les imatges, que pots engrandir punxant sobre d'elles.

Com el document original està en castellà he considerat innecessari traduir-lo. Únicament he adaptat la ortografia a les normes actuals.


 LAMENTOS DE UN POBRECITO HOLGAZÁN

En cuanto asoma el verano y las mieses empiezan a ponerse amarillas, ya tien Vmd. a su puerta un lechuzo vestido de negro, con una sotana muy larga (...) 
y sin preguntar ni una palabra relativa a lo que se ha gastado en la siembra, ni en la labor, ni en el abono, ni en la era, ni el acarreo (...) abre su cuaderno, y presenta un cargo de la décima parte de lo que se ha cogido (...)

y sin más ni más le da a Vmd. la misión de trasladar a la cilla el diezmo de lo que entre en el granero. (...)
Claro es que, con estas idas y venidas, el granero ha llevado un toque más que mediano, pero ni siquiera hemos empezado a contar las socaliñas.


Aún falta pagar la renta de las tierras arrendadas a los monjes del desierto.

(...) Verdad es también que estos anacoretas suelen ser muy suavecitos con los que retrasan sus pagos, pues lo más que hacen es ponerles por justicia, hacer que los metan en la cárcel, embargarles hasta la cama en que duermen y dejar a la inclemencia a toda la familia.


Esto sólo se verifica cuando no tienen el señorío del pueblo, pues en este caso, que es el más frecuente, no necesitan interpelar otra autoridad que la suya (...)


No bien han concluido los lechuzos eclesiásticos (...) cuando se presentan los lechuzos seculares a cobrar los repartos de las contribuciones reales (...)

El cuaderno contiene muchas cosas tan justas como curiosas, porque además del reparto de la contribución se piden al vecino los [derechos] de riegos (...), los de la guardería del campo (...); los derechos de la sal, los de la alcabala, la sisa, la paja y utensilios, y otras mil preciosidades que, con diversos nombres y apellidos, se han ido aumentando cada año.


Les imatges del text pertanyen a la Biblioteca Digital de Castilla y León

1 comentari:

  1. Anda! T'havia comentat dalt i no me n'havia adonat que el llibre que t'he posat el tenies ací publicat!

    ResponElimina